Thursday, March 29, 2007

Auge y caída del encapuchado

Recuerdo días en que los encapuchados eran sexies. Los encapuchados de los ochenta, los exaltados de entonces, buenos para las piedras, los miguelitos y las molotov eran los minos de la época.

Pese a que el tiempo los fue marginando, en esos años tuvieron su venganza anticipada, tirando cual sementales gracias a la mezcla de testosterona, arrojo, irresponsabilidad y arrebato que corría por sus venas.

Hoy, los encapuchados son otra cosa. Es difícil que sigan haciendo caer ropa interior femenina. Los minos de nuestros días usan gel y jeans cuáticos. Los encapuchados deben estar descargando una energía sexual que no pueden descargar bailando mambo horizontal y por eso, tal vez, su violencia es más intensa.

Porque es difícil creer que ellos realmente están rindiendo homenaje a dos jóvenes hermanos que perdieron la vida por la brutalidad policial de los tiempos de la dictadura. Los encapuchados actuales están solos. Montan un show para sí mismos y las cámaras de televisión, probablemente sus únicas y, por eso mismo, más fieles seguidoras.

A esta hora, las calles están vacías. Algunas de ellas, desoladas como después de un desastre natural. Es todo lo que queda después de una predecible rebelión contra el sistema.

Tal vez sea hora de que el propio sistema se rebele contra la rebelión. Que salgan los políticos, los ejecutivos y los ciudadanos temerosos de la ley a causar uno que otro destrozo, con la garantía de que después se arregle todo. Que haya incluso represión, pero suave con agua potable en el guanaco y con bombas de humo de pelotas de ping pong en los zorrillos.

Sería una forma de restablecer el equilibrio. Los manifestantes no serían tan sexies ni deseados como los encapuchados que apedreaban por la dictadura, pero sería su momento de fama, de decir a las cámaras que también existen esos pobres y tristes seres normales que no le causan problemas a nadie.

Adelante, adelante, conformistas y bien pensantes. Que se celebre el día del joven contribuyente. Luchando, creando poder funcional. Hasta la victoria, siempre.

2 Comments:

Blogger angela.bustamante said...

Es totalmente cierto, ahora los encapuchados son faranduleros y algunos hasta rascas, por decirlo menos, y es que sé de muy buena fuente (a lo periodista) que muchos se contactan con la prensa para que ésta esté presente justo cuando comienza el show.

Yo que paseo a diario por la UdeConce, aquí se ha visto de todo... y te puedo decir que los que aún conservaban esa aura "sexy" de los encapuchados ochenteros, eran los de la CAM, pero nos quedamos sin ellos y hoy en este día del joven combatiente, se les extraño como nunca... porque sencillamente Conce no se hizo presente con nada...

Saludos!!!!

March 29, 2007  
Anonymous b said...

no olvidemos que además estos chicos se visten cantando
-god save the jeans-, la actitud punk es lo que está pegando.

March 30, 2007  

Post a Comment

<< Home